Zona histórica

La Oficina municipal de la ciudad histórica y de rehabilitación tiene encomendadas todas las funciones precisas para facilitarles a los interesados la rehabilitación de sus viviendas, edificios o locales:

Información:
-Urbanística
-Subvenciones del IGVS
-Préstamos de entidades financieras

Tramitación:
-Ayudas municipales
-Licencias de obra
-Arqueológica

Nace la OCiHR

En el proceso de mejora de la capacidad de gestión abre sus puertas a la Oficina municipal de la ciudad histórica y de rehabilitación. Lo hace en un edificio con raíces históricas en la ciudad, recién rehabilitado para usos públicos y recuperado dentro del proceso de patrimonialización que la Corporación promueve desde hace dos décadas.

El Ayuntamiento tiene como función principal prestar los servicios demandados por los ciudadanos. En este sentido, la OCiHR supone un avance que completa las prestaciones y servicios emprendidos desde la puesta en marcha del Plan de protección y rehabilitación de la Ciudad histórica. Amplía competencias e institucionaliza un servicio de interés preferente para la conservación de nuestro patrimonio dentro de las normas estabelecidas.

Objetivos
La nueva Oficina municipal de la ciudad histórica y de rehabilitación nace con dos objetivos básicos:

-Ciudad histórica:
Reforzar la protección, conservación y rehabilitación de la Ciudad Histórica.

-Otros ámbitos espaciales:
Extender e integrar en la política de protección y rehabilitación, con normativas de protección específicas, ámbitos que se articulan en torno a la Ciudade Histórica.

En este contexto y desde el punto de vista patrimonial, el primer reto que asume el departamento es la necesidad de adoptar y desarrollar estrategias efectivas de protección que integren todos los bienes que conforman el patrimonio cultural de la ciudad, sea cual sea su naturaleza o características.

Esto implica el diseño de criterios y modelos básicos para la protección, conservación y rehabilitación de biens muebles e inmuebles, del patrimonio arquitectónico, arqueológico, y etnográfico, de los biens y espacios de titularidad pública y privada.

Funciones
Estos objetivos y formulaciones genéricas se traducen en objectivos más concretos que regirán el funcionamiento de la nueva oficina:

A-Gestión y tramitación de las solicitudes de licencias urbanísticas y, en general, de cualquier tipo de actividad que necesite autorización municipal.

B-Tramitación de expedientes de protección de la legalidad urbanística y expedientes sancionadores, órdenes de ejecución y de ruina.

C-Tramitación administrativa de las ayudas a la rehabilitación.

D-Elaboración y ejecución de proyectos de actuaciones singulares, en espacios públicos.

E-Coordinación de las actuaciones promovidas por otros organismos públicos.

F-Realización de estudios específicos relativos al patrimonio cultural de la ciudad.

G-Difusión y puesta en valor del patrimonio cultural.

H-Promoción de nuevas áreas de rehabilitación.

Ámbitos

La Oficina municipal de la ciudad histórica y de rehabilitación actuará en los siguientes ámbitos, delimitados en el Plan general de ordenación urbana vigente:

1)PE-1 Plan especial de protección y rehabilitación de la Ciudad Histórica

2)PE-3 Plan especial director de ordenación y rehabilitación del Camino de Santiago

3)PE-5 Plan especial de acondicionamiento y saneamiento del río Sarela y de su entorno (1º tramo)

4)PE-5 bis Plan especial de acondicionamiento y saneamiento del río Sarela y de su entorno (2º tramo)

5)PE-8 Plan especial de ordenación del Campus Universitario.

Una nueva sede

La nueva Oficina municipal de la ciudad histórica y de rehabilitación se instala en el edificio que, durante los siglos XVI y XVII, funcionó como sede del Consistorio de la Ciudad.

En 1583, el Ayuntamiento compra una vivienda situada en la esquina entre la calle de O Preguntoiro y la plaza de O Campo. El edificio tiene alto y bajo y fachada abierta únicamente a O Preguntoiro. Se sitúa cerca de la carnicería, pescadería y aduana, en una de las plazas más activas de la ciudad, donde confluyen las arterias principales que cruzan la urbe en dirección N-S y E-W.

La situación del Consistorio en la plaza de O Campo refuerza su protagonismo como lugar de mercado, de ceremonias y fiestas laicas.

En 1687, el Consistorio encarga al arquitecto Domingo de Andrade, autor, entre otras obras, de la Torre del Reloj de la Capilla del Pilar en la Catedral y de la Casa da Parra, el proyecto para la reedificación de la vieja casa consistorial.

De este modo, se abre la fachada principal a la plaza de O Campo, con la puerta principal de acceso al edificio en el centro de su planta baja. En los pisos superiores aparecían los escudos -hoy desaparecidos- con las armas de la ciudad, el escudo del reino de Galicia y el escudo de la corona.

En 1690 los alcaldes y funcionarios se trasladan al nuevo edificio, hasta 1787, año en que es abandonado y el consistorio se traslada definitivamente al Pazo de Raxoi.

Desde 1787 hasta nuestros días el uso del edificio fue o de bajo comercial y vivienda en las plantas altas. La reforma más importante de este período es la construción del piso superior.


Compartir: